Centro Especial de empleo

Los Centros Especiales de Empleo son un instrumento para la integración laboral de las personas con discapacidad. Su plantilla está formada al menos en un 70% por personas con una discapacidad reconocida superior al 33%

La LISMI (Ley de Integración Social del Minusválido) establece que las empresas de 50 o más empleados deben reservar un 2% de los puestos de su plantilla en favor de personas con discapacidad. Alternativamente a la contratación directa, una empresa puede contratar los servicios de un Centro Especial de Empleo, en un importe equivalente a 3 veces el SMI por cada persona no contratada, o realizar una donación a una ONG.

En Coolaboro les asesoramos sobre los trámites para optar por esta opción para el cumplimiento de la Ley

Go to top